MENU
Los beneficios de tomar una taza de café

¿Levanta el ánimo el chocolate?

5 mayo, 2017 Comentarios desactivados en Consejos para cuidar tu ropa interior Visitas: 6669 Para casa

Consejos para cuidar tu ropa interior

Pocas veces hablamos de ella, pero la ropa interior requiere un cuidado especial para que no se deteriore antes de tiempo. Con encajes, puntillas, rasos, son tejidos delicados a los que debemos prestar una atención especial. También si están hechos del clásico algodón porque están en contacto permanente con nuestra piel.

Con estos consejos, conseguirás que tu ropa más íntima luzca como el primer día que la compraste. Son sencillos de aplicar, así que no tienes excusa para ponerlos en práctica. ¡Vamos allá!

Reserva un lugar en tu armario

Guarda la lencería en un lugar separado de tu armario. El cajón es el sitio idóneo para tenerla. De esta forma, evitarás ‘enganchones’ con cremalleras o botones y el roce con otras prendas que las puedan estropear.

En el caso de la ropa interior femenina, separa los sujetadores en otro cajón diferente y guárdalos introduciendo una copa dentro de la obra o extendidos como en la fotografía encajando uno sobre otro. Con este plegado ocuparás menos espacio y se mantendrán mejor.

Lávala a mano o en la lavadora

Al igual que pasa con la ropa de calle, hay prendas que se pueden lavar sin problema en la lavadora y otras con las que tenemos que tener más cuidado. Con la lencería ocurre lo mismo.

Por ejemplo, si es de seda será mejor lavarla a mano, mientras que si es de algodón podemos lavarla sin problemas en la lavadora. No olvides antes consultar la etiqueta y utiliza mejor un jabón neutro. Así evitaremos futuras alergias o reacciones en la piel.

Si puedes, reserva una lavadora para la ropa interior y selecciona una temperatura media. Si esto no es posible, porque no tienes tanto tiempo y necesitas ya tu ropa, puedes lavarla dentro de una rejilla para evitar enganches.

Planchado para guardarlas mejor

Una vez que tenemos nuestras prendas lavadas, toca secarlas y plancharlas. Si son de colores fuertes, no las expongas al sol para evitar que clareen.

Después, doblalas y pasa la plancha por encima. De esta manera, quedarán totalmente plegadas y ordenadas en el cajón, ocupando poco espacio. Con un golpe de plancha será suficiente.

¿Te han servido estos consejos? Cuéntanos que haces para que cuidar tu ropa más íntima. 😉

batidora de vaso

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies