MENU
Desayunos originales Desayunos originales de cada país
Cómo planchar una camisa con plancha

¿Cómo planchar una camisa?

7 septiembre, 2015 Comentarios (2) Visitas: 19653 Comer bien, Destacados, Para ti, Tu familia

Desayunos sanos para niños: uno distinto para cada día

 

desayunosSanos

 

“El desayuno es la comida más importante del día” ¿Cuántas veces has escuchado esa frase? No sabríamos decirlo, pero a día de hoy sigue siendo uno de los lemas más repetidos por los nutricionistas.

La teoría la tenemos muy bien aprendida, porque la hemos escuchado desde pequeños una y otra vez, pero ¿la llevamos a la práctica? Son muchos los pediatras y educadores que aseguran que la primera comida del día juega un papel importante en el rendimiento escolar de los niños.

Y ya sabemos que para que los niños desayunen bien, deben hacerlo los padres también. Esa es la mejor manera de que los más pequeños aprendan a base de repetición y así nos lo recordó la nutricionista Asún Armas, en el post sobre la hidratación.

El problema es que las mañanas son siempre un “pelín ajetreadas” en todos los hogares y todavía más si tienes niños. Hay que hacer muchas cosas en poco tiempo: despertarlos, asearlos, preparar la mochila, intentar que desayunen… y conseguirlo sin retrasos es todo un reto.

A eso hay que añadir que hay muchos niños que no tienen  apetito por las mañanas y les cuesta desayunar. Para intentar evitar que esto ocurra, hay dos consejos que suelen ser muy efectivos.

Adelantar la hora de la cena: Si los más pequeños de la casa han cenado tarde, al día siguiente se levantarán con menos apetito. Para remediarlo, podemos simplemente adelantar media hora la cena y veremos como a primera hora de la mañana tienen un poquito más de hambre.

Dejar el desayuno para el final. Este consejo funciona muy bien, porque cuánto más tiempo pasa desde que nos hemos levantado más apetito tenemos. Podemos dejar el desayuno para el final y proponer al niño que se vista primero; haga la cama y prepare su mochila, antes de desayunar. Con este movimiento y transcurrido un tiempo desde que se ha levantado, lograremos que coja el desayuno con más ganas.

Variar el desayuno. Con las prisas de las mañanas, acabamos poniéndoles el mismo desayuno y los niños se acaban cansando. Por eso, una forma de que les entre el apetito es que el desayuno les sorprenda. En este post, te proponemos uno  para cada día.

Lunes: Un vaso de leche con tortitas caseras con chocolate y nata o sirope.

Martes: Zumo, un vaso de leche y cereales.

Miércoles: Una rica tostada de mantequilla con un poquito de azúcar y una botellita de yogur líquido.

Jueves: Un vaso de leche y un cruasán de jamón y queso.

Viernes: Un trocito de bizcocho casero de zanahoria.

Sábado: Un vaso de leche con mucho cacao y galletas maría.

Domingo: Medio sandwich mixto de jamón y queso con un batido de frutas.

¡Son muchos los desayunos que podemos hacer cada día, para que a nuestros pequeños les entre el apetito y vayan al cole con la energía que necesitan! Hoy vamos a hacer el bizcocho de zanahoria. Con esta receta tan dulce, conseguiremos que nuestros pequeños coman zanahoria, pero de otra forma. Es un alimento muy nutritivo, rico en potasio y fósforo, que ayuda a proteger la vista.

 

bizcocho-de-zanahoria

 

Ingredientes:

– 4 huevos

– 250 gr de zanahoria (4 o 5 zanahorias)

– 200 gr de harina -dos vasos de harina-

– Medio sobre de levadura

– Medio vaso de aceite de girasol

– 200 gr de azúcar -dos vasos de azúcar-

– Canela y nueces (opcional)

¿Cómo lo hacemos?

¡Es muy fácil!

1. Empezamos por el ingrediente estrella del bizcocho. Para ello, rallamos la zanahoria. Podemos hacerlo con un rallador o con el procesador de alimentos, utilizando el disco de corte de doble cara, como hemos hecho aquí.

2. En un recipiente, mezclamos los huevos con el azúcar. Aquí también podemos utilizar el procesador de alimentos o una batidora de repostería, para conseguir la mezcla en menos tiempo. Cuando esté espumosa, añadimos el aceite de girasol y mezclamos.

4. Por último, pasamos la harina y la levadura por un colador y la añadimos a la mezcla del bizcocho con un poquito de canela. A continuación, amasamos.

3. Añadimos la ralladura de zanahoria y las nueces y batimos para que quede bien mezclado.

5. Colocamos la mezcla en un molde y lo introducimos en el horno a unos 180 grados durante 25 minutos aproximadamente. Cada horno es distinto, así que deberemos estar atentos la primera que lo hagamos para anotar el tiempo necesario para la próxima vez.

6. ¡Ya lo tenemos listo! Este desayuno encanta a los pequeños, además es muy nutritivo. Es una forma dulce de que coman zanahoria, un alimento rico en potasio y fósforo y que ayuda a proteger la vista.

  • ¡Tenemos todos los ingredientes preparados para hacer el bizcocho de zanahoria!
  • Colocamos el disco para rallar la zanahoria.
  • Rallamos la zanahoria cómodamente.
  • Presionamos la zanahoria con el empujador.
  • Un minuto después, tenemos la zanahoria perfectamente rallada.
  • Colocamos las cuchillas multifunción para batir la masa del bizcocho.
  • Batimos los huevos con el azúcar moreno.
  • Añadimos la harina, la levadura, el aceite de girasol, la zanahoria y las nueces.
  • ¡Ya tenemos una rica masa de bizcocho!
  • Colocamos en un molde y lo metemos al horno 45 minutos, a 180 grados.
  • Espolvoreamos azúcar glas y éste es el resultado. ¡Delicioso!
¿Te ha gustado?
¡Suscríbete a nuestro blog y recibirás en tu correo sencillos trucos que podrás hacer tú mismo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone

Etiquetas:

2 Responses to Desayunos sanos para niños: uno distinto para cada día

  1. Muy buena receta. ¡Me la apunto! El otro día hice un pastel de zanahoria parecido a este. La diferencia es que el que vi incluía un yogur, que le da un toque interesante, aunque tengo la impresión de que este debe tener más cuerpo. ¡Toca probarlos y comparar! Muchas gracias por la receta

    • Tu equipo ufesa dice:

      ¡Muchas gracias por tu receta, Oriol! Vamos también nosotros a probar a hacer el bizcocho de zanahoria como nos indicas. Lo que es seguro es que estará delicioso de ambas formas 🙂 Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies